Como montar un restaurante

microondas

¿Es usted un aspirante a restaurador con una nueva idea de negocio, pero no sabe por dónde empezar? Pues resulta que ahora podría ser un buen momento para dar el paso. Los estudios demuestran que el sector de la restauración está en auge y se prevé que alcance los 4,2 billones de dólares con una tasa de crecimiento anual del 3,6% en 2024.

Pero la idea de poner en marcha su propio negocio de restauración puede parecer desalentadora, sobre todo cuando las perspectivas para las nuevas empresas son sombrías. Los estudios muestran que hasta el 90% de los nuevos restaurantes fracasan. El lado positivo es que el 10% no lo hace.

Lo primero que hay que hacer antes de realizar cualquier inversión es investigar con diligencia. Dedica unas semanas (o incluso meses) a conocer a fondo el panorama general de la restauración, tu objetivo de clientes, las últimas tendencias y los competidores, y empieza a redactar un plan de negocio para tus inversores. Piensa en ello como una exploración de las 4C: cliente, consumidor, canal y contexto.

Una vez que tengas tu plan de negocio, sal al mundo y ponlo a prueba. Encuentra a algunos de tus clientes objetivo y pregúntales sus opiniones e impresiones. Esto puede ser tan sencillo como encuestar a un puñado de personas en la calle o realizar un estudio de mercado completo.

procesador de alimentos

El concepto de su restaurante debe estar presente en todos los aspectos de su negocio, desde la propia comida hasta el estilo de atención al cliente. Su concepto debe reflejarse también en el nombre de su restaurante, el diseño de su material publicitario y su decoración.

Su plan de negocio debe sentar las bases de sus operaciones. Asegúrese de incluir un resumen ejecutivo, una descripción de la empresa, un análisis del sector, un análisis geográfico, un análisis del mercado objetivo, un plan de seguridad alimentaria, un ejemplo de menú, un plan de marketing, una estrategia de gestión y un plan financiero.

Evalúe cuánto le costará abrir su restaurante, así como los costes operativos, para determinar cómo financiar su restaurante. Hay varias opciones a considerar, desde la contratación de un inversor hasta la solicitud de un préstamo para pequeñas empresas. Asegúrate de calcular tu punto de equilibrio y de crear también un análisis financiero para comprender mejor tu flujo de caja previsto.

Aparte de las licencias y permisos comerciales estándar necesarios para abrir un negocio, hay otras licencias que necesitas obtener si diriges un restaurante, desde una licencia de licor hasta permisos de manipulación de alimentos que pueden variar de un estado a otro. Asegúrate de investigar sobre las normas de seguridad alimentaria y crea una lista de las normas que debes cumplir.

cuánto cuesta abrir un restaurante

También puede ser una gran oportunidad de emprendimiento porque a los estadounidenses les gusta mucho comer fuera. Según Statista, un hogar medio en Estados Unidos gastó 3.526 dólares en 2019 comiendo fuera, lo que supone un aumento del 41% respecto a 2010.

Entender la demografía de la zona en la que se pretende operar es esencial, dice Natalia Levey, que abrió Kojo Sarasota con su marido hace tres meses en Sarasota (Florida). Es su tercer restaurante y su segundo concepto de restauración; también poseen dos locales de Speaks Clam Bar.

La demografía de la zona debe determinar la elección del menú y el concepto del restaurante. Por ejemplo, abrir una tienda de sándwiches o un restaurante vegano en una ciudad universitaria podría convertirse en un lugar de moda si puedes mantener precios asequibles para los estudiantes.

Además de estudiar la clientela local, observa detenidamente los restaurantes de la zona. ¿Cuáles prosperan? ¿Cuáles tienen problemas? ¿Puedes saber por qué? Por ejemplo, ¿la comida está mal preparada o su sistema de pedidos para llevar es problemático? Estudiar lo que hacen bien, lo que hacen mal y la respuesta de los consumidores puede decirle mucho sobre lo que puede esperar de su propio restaurante.

cocina

Los restaurantes pequeños tienen muchas ventajas sobre los establecimientos más grandes y las cadenas nacionales. Por ejemplo, ofrecen un ambiente inmediato y acogedor, ideal para un concepto como el de una cafetería o un bistró en la acera.

Por lo general, requieren menos capital inicial para el equipamiento, mantienen menos personal y cuestan menos en términos de servicios públicos y mantenimiento. Incluso con un número reducido de plazas, los restaurantes más pequeños pueden producir beneficios considerables.

Independientemente del tamaño del restaurante que esté pensando en abrir, la ubicación es uno de los factores más importantes (si no el más importante) que hay que tener en cuenta. No todos los espacios disponibles son adecuados para un restaurante. Una buena ubicación para un restaurante es difícil de encontrar. Lo que puede parecer el lugar perfecto -por ejemplo, una bulliciosa calle peatonal en el corazón del centro- puede resultar un fracaso. Otras veces, un lugar en el que nunca se pensaría poner un restaurante -como una antigua fábrica en un parque industrial- es un éxito. Tenga en cuenta factores como el aparcamiento y la visibilidad.

Los comedores muy pequeños ofrecen un ambiente acogedor al instante, pero pueden ser una especie de rompecabezas a la hora de encajar todas las piezas necesarias. El comedor, sea cual sea el tipo de concepto que esté planeando, es el corazón de su restaurante. El diseño típico de un comedor de restaurante incluye asientos, puestos de espera y almacenamiento. Aunque puede resultar tentador colocar en el comedor más asientos de los que son cómodos, esto sólo da lugar a un servicio deficiente, dificultando al personal la maniobra entre las mesas y a los clientes el disfrute de su comida. La regla general para colocar las mesas de un restaurante es que cada una de ellas debe estar separada entre 24 y 30 pulgadas. Puede considerar las cabinas de restaurante como una opción para ahorrar espacio en su comedor. Al igual que las sillas de restaurante, las cabinas vienen en una variedad de formas, tamaños y colores.

Leer más  Modelos de negocio en internet