Pinturas de surrealismo

expresión…

El surrealismo era un enfoque más que un estilo. Era una nueva forma de ver, de mirar hacia dentro en lugar de hacia fuera. Inspirados por el psicoanálisis de Sigmund Freud, los surrealistas se apartaron de la realidad racional y abrazaron los lados irracionales ocultos de la mente humana.

Hubo varias expresiones, pero todas se originaron en París, donde el escritor André Breton escribió el primer Manifiesto Surrealista en 1924. La ciudad también atrajo a jóvenes escritores y pintores del movimiento Dadá. Utilizaban la escritura automática y los resúmenes de los sueños en un intento de acceder al subconsciente. La ambición era disolver el sueño y la realidad en una realidad absoluta, una superrealidad (surreality). Los surrealistas querían cambiar la vida y la sociedad, y liberar al individuo.

Giorgio de Chirico es el principal pionero de la pintura surrealista. En lo que denominó sus “pinturas metafísicas”, realizadas antes de la Primera Guerra Mundial, de Chirico retrató un mundo ficticio y espeluznante con un fotorrealismo casi total. Salvador Dalí, René Magritte e Yves Tanguy utilizaron las imágenes secretas de los sueños en su estilo figurativo hiperrealista, mientras que Joan Miró creó un universo de signos abstractos con carga simbólica. Max Ernst experimentó con diferentes técnicas, como el frottage y el collage, para conseguir una pintura más allá de la pintura, en la que las transformaciones y las metamorfosis eran elementos centrales. Se obligó a reaccionar ante lo inesperado y a entregarse al azar.

cubismo sintético

A los surrealistas les fascinaban los sueños, el deseo, la magia, la sexualidad y el poder revolucionario de las obras de arte para transformar nuestra forma de entender el mundo. Aprenda más con este recorrido por nuestra colección de arte surrealista de renombre internacional.

Tras trasladarse a París en 1920, Joan Miró conoció a un grupo de artistas y escritores de vanguardia que abogaban por fusionar el mundo cotidiano con los sueños y el inconsciente para producir una realidad absoluta, o surrealidad. En El policía, Miró obtiene una imagen infantil de un policía con bigote y su caballo a partir de manchas aparentemente imprevistas en el lienzo y de trazos y garabatos similares a los de un grafiti, como si compusiera sin intención consciente.

Max Ernst, uno de los artistas más dotados y prolíficos asociados al surrealismo, produjo obras en una gama inusualmente amplia de estilos y técnicas. A partir de 1925, desarrolló numerosos métodos nuevos para hacer cuadros, como el frottage, que consistía en colocar papel o lienzo sobre una superficie texturizada y frotar uniformemente para crear una imagen imprevisible. En Bosque y sol, los patrones abstractos producidos por las vetas de la madera se transforman en un conjunto de formas elevadas que recuerdan un bosque, fuente de temor y fascinación para Ernst desde su juventud.

realismo

¿Qué es el surrealismo? Aunque algunos puedan pensar que el surrealismo es una forma de arte más, en realidad es un movimiento cultural que se expresó a través del arte, la literatura e incluso la política. La Primera Guerra Mundial afectó profundamente a Europa, y mucha gente creía que el conflicto era el resultado del exceso de pensamiento racional y de los valores materialistas de las clases media y alta. Los artistas de esta creencia eran conocidos como dadaístas, y abrazaban el caos y lo irracional. El surrealismo se desarrolló a partir de este proceso de pensamiento en Europa en la década de 1920. El surrealismo también adoptó la idea psicoanalítica de los deseos inconscientes, es decir, cosas que queremos y que no sabemos que queremos. El movimiento surrealista se centró en estas ideas de caos y deseos inconscientes en un esfuerzo por profundizar en la mente inconsciente para encontrar inspiración para la creatividad política y artística. Creían que este rechazo del pensamiento excesivamente racional conduciría a ideas y expresiones superiores. ¿Suena interesante? Veámoslo más de cerca.

El arte surrealista suele utilizar imágenes oníricas para mostrar el funcionamiento interno de la mente. ¿Ha soñado alguna vez que se le caían los dientes o que volaba? Los surrealistas utilizaban este tipo de imágenes en su arte para crear significados instintivos que el espectador no necesitara entender de forma racional. Los surrealistas también utilizaban símbolos como método para contar una historia. Los símbolos son objetos que representan ideas, acontecimientos o emociones. Por ejemplo, una sonrisa puede ser un símbolo de felicidad; una imagen de un corazón puede ser un símbolo de amor.

expresión abstracta…

El surrealismo fue un movimiento cultural que se desarrolló en Europa tras la Primera Guerra Mundial y que estuvo influenciado en gran medida por el dadaísmo[1]. Los artistas representaron escenas desconcertantes e ilógicas y desarrollaron técnicas para permitir que la mente inconsciente se expresara[2]. Su objetivo era, según su líder André Breton, “resolver las condiciones anteriormente contradictorias del sueño y la realidad en una realidad absoluta, una superrealidad”, o surrealidad[3][4].

Las obras del surrealismo se caracterizan por el elemento sorpresa, las yuxtaposiciones inesperadas y el non sequitur. Sin embargo, muchos artistas y escritores surrealistas consideran su obra como una expresión del movimiento filosófico en primer lugar (por ejemplo, del “automatismo psíquico puro” del que habla Breton en el primer Manifiesto Surrealista), siendo las obras en sí mismas secundarias, es decir, artefactos de la experimentación surrealista[6] Leader Breton fue explícito en su afirmación de que el surrealismo era, ante todo, un movimiento revolucionario. En aquella época, el movimiento se asociaba a causas políticas como el comunismo y el anarquismo.

Leer más  Malcolm rifkind