La historia del pozole

el pozole rojo

El pozole (pronunciación en español:  [po’sole]; del náhuatl: pozoll , que significa cacahuazintle, una variedad de maíz) es una sopa o guiso tradicional de la cocina mexicana. Se elabora a base de maíz con carne (normalmente de cerdo, pero también de pollo), y se puede aderezar con lechuga o col rallada, chiles, cebolla, ajo, rábanos, aguacate, salsa o limas. Conocido en Mesoamérica desde la época precolombina, hoy en día el pozole es común en todo México y los países vecinos, y se sirve tanto como comida cotidiana como plato festivo.

El pozole puede prepararse de muchas maneras, pero todas las variantes incluyen una base de maíz cocido en caldo. Normalmente se incluye en la base carne de cerdo, o a veces de pollo. Las recetas vegetarianas sustituyen la carne por alubias.

El pozole se suele servir acompañado de una gran variedad de condimentos. Los condimentos más comunes son la cebolla picada, la col rallada, el rábano en rodajas, el aguacate, las limas, el orégano, las tostadas, el chicharrón y los chiles[2].

El pozole es un plato típico en varios estados como Nayarit, Sinaloa, Michoacán, Guerrero, Zacatecas, Jalisco y Morelos. El pozole se sirve en los restaurantes mexicanos de todo el mundo. También es popular (bajo la grafía más antigua de posole) en la cocina de Nuevo México, donde era un plato común entre los indios Pueblo que residían a lo largo del Río Grande[3][4].

pronunciación de pozole

El pozole, traducido como “maíz”, es un guiso tradicional de México. Tiene una larga historia ritual entre los aztecas. La sémola, por supuesto, es un ingrediente clave, seguido de la carne. Otros ingredientes son verduras y condimentos, como pimientos picantes, cebollas, coles, rábanos, ajo, aguacate, salsa, limón y lima. Este plato tiene un origen mexicano, pero se encuentra en los menús de todo el suroeste y el sur de la frontera.

La influencia española en Centroamérica alteró los ingredientes del pozole tradicional mexicano, pero no el maíz, planta sagrada para los aztecas y muchos otros en Mesoamérica. Por ello, el pozole se elaboraba para ocasiones especiales y se utilizaba en ceremonias religiosas.

Muchos de los antiguos mesoamericanos creían que los seres humanos habían sido hechos por los dioses a partir de la masa, y las formas más antiguas de pozole utilizaban carne humana procedente de sacrificios rituales. Toda la comunidad consumía la comida como parte de una comunión. La influencia española, sin embargo, puso fin al canibalismo e introdujo el cerdo como carne básica para ocupar su lugar.

datos sobre el pozole

Aunque muchos de nosotros asociamos un festín mexicano con tacos, burritos, enchiladas y tostadas, hay muchos otros platos mexicanos tradicionales auténticos que merece la pena probar. Uno de ellos es el pozole. El pozole mexicano es una comida deliciosa, abundante y sabrosa que se ha disfrutado durante siglos. Y ya es hora de que lo pruebes.

Al igual que muchos platos mexicanos, el nombre de pozole proviene del náhuatl y tiene una importante historia. El ingrediente principal del pozole es la sémola de maíz. Debido a la creencia de que los humanos fueron creados por los dioses del maíz, en la historia azteca mexicana el maíz se consideraba una planta sagrada. Por ello, los aztecas y otros pueblos mesoamericanos cocinaban el pozole sólo en ocasiones especiales.

Originalmente, el pozole se elaboraba con la carne humana de los prisioneros a los que se les había arrancado el corazón en un sacrificio ritual. Afortunadamente, tras la conquista española en el siglo XVI, se prohibió el canibalismo y la carne de este plato se sustituyó por la de cerdo. Aunque este pequeño trozo de historia oscura puede resultar chocante, ¡no deje que le asuste!

canibalismo en la historia del pozole

Lo llames como lo llames, un plato de pozole caldoso y guisado encabeza casi todas las listas de platos clásicos mexicanos. Cuando busque comida local, el pozole estará probablemente en su itinerario por México.

Por eso, antes de que lo pruebe, le contamos lo que necesita saber sobre el pozole para disfrutar de toda la experiencia. Incluyendo sus raíces que se remontan a la época mesoamericana, cómo se hace el pozole, las variaciones regionales y dónde encontrar pozole cuando se viaja a México.

Pero la diferencia entre la historia antigua y la actual radica en su frecuencia de consumo y en la lista de ingredientes. El ingrediente más importante del pozole es el maíz, que los mesoamericanos consideraban sagrado y parte de su historia de origen. Como tal, históricamente sólo lo consumían en ocasiones y ceremonias especiales como parte de un sacrificio ritual.

Como hemos mencionado antes, las primeras recetas de pozole reflejaban el canibalismo prehispánico en el que la carne humana de los enemigos capturados era la proteína principal. Eso fue hasta que los españoles llegaron al actual México y prohibieron las prácticas caníbales de los aztecas.

Leer más  Como descargar videos de mi ipad al pc