Tipos de contratos mercantiles

Ejemplos de contratos comerciales

La profunda experiencia y la variedad de conocimientos de nuestro equipo de abogados mercantiles, junto con nuestro compromiso permanente de proporcionar a nuestros clientes el más alto nivel de servicio, significa que trabajamos duro para entender el negocio de nuestros clientes y sus necesidades para ofrecer siempre un servicio eficaz, centrado y con una gran relación calidad-precio.

Nuestros abogados especializados en derecho mercantil proporcionan asesoramiento profesional y práctico sobre una amplia gama de cuestiones contractuales relacionadas con la empresa. Esto incluye la redacción y negociación de todo tipo de contratos empresariales y acuerdos comerciales.

La razón por la que es mejor celebrar acuerdos comerciales y contratos empresariales por escrito es que es mucho más fácil probar la existencia de un contrato escrito (y sus términos) que un contrato verbal.

Me siento extremadamente cómodo y seguro tratando con el equipo de Turnbull Hill y con el trabajo que habéis hecho para mí. Todos vosotros tenéis esa profesionalidad e integridad en la forma de hacer negocios. Por no mencionar el hecho de que realmente sabéis lo que hacéis. Es un placer tratar con vosotros y me considero afortunado y orgulloso de poder referirme a vuestro bufete como mis abogados. Sigan con el excelente trabajo.

Redacción y negociación de contratos comerciales

Los contratos comerciales son necesarios para que cualquier empresa se asocie con proveedores, consiga nuevos clientes o contrate nuevos empleados. Pero, ¿qué incluye un contrato comercial? Este blog explora algunas de las cláusulas más comunes que se encuentran en los contratos comerciales, así como consejos para gestionar eficazmente estos acuerdos a lo largo del proceso de contratación.

Leer más  Que paga un autonomo

Los contratos se utilizan prácticamente en todos los sectores, y muchas de las cláusulas contractuales que se utilizan son aplicables en todos los sectores. De hecho, hay ciertas cláusulas contractuales que probablemente aparezcan en casi cualquier contrato que se redacte. Los contratos comerciales, en particular, suelen contener un conjunto estándar de términos y condiciones.

Cuando dos o más empresas celebran un contrato, no cabe duda de que habrá un importante intercambio de información para que ambas partes puedan cumplir las obligaciones estipuladas en el contrato. Dada la necesidad de proporcionar cierta información sobre las prácticas financieras y comerciales de cada parte, es imperativo que el contrato contenga una cláusula de confidencialidad bien redactada. Esta cláusula debe impedir que ambas partes divulguen toda la información que se comparta en el curso de la transacción. Por supuesto, esto es especialmente importante cuando hay una valiosa propiedad intelectual en juego.

Cuasicontrato

El objetivo principal de los acuerdos escritos es proporcionar un marco claro que rija una determinada transacción o relación comercial, ya sea con sus clientes y proveedores, sus socios, sus accionistas o sus financiadores.

Un acuerdo escrito también puede utilizarse para asignar los riesgos de la relación comercial de las partes de un contrato concreto. La parte a la que el contrato asigna un riesgo específico puede buscar protección contra el mismo mediante un seguro.

Un contrato bien redactado tratará de minimizar los riesgos que recaen sobre usted y dirigir el mayor número posible de ellos a la otra parte del contrato. Dicho esto, un contrato bien redactado no será excesivamente unilateral para evitar que sea comercialmente perjudicial para sus relaciones comerciales y su reputación.

Leer más  Tramites para hacerse autonomo

En segundo lugar, pueden surgir disputas si el lenguaje del contrato es poco claro. El contrato debe estar redactado en términos claros para evitar disputas, sobre todo porque una cláusula contractual poco clara puede interpretarse en contra de la parte que se basa en ella.

Cláusulas del contrato comercial: p

Los acuerdos comerciales suelen ser un contrato redactado entre entidades comerciales o acuerdos que regulan la relación comercial entre personas que se dedican o participan en negocios entre sí.

Un contrato de préstamo de los accionistas registra el acuerdo entre el accionista y la empresa por el que el accionista de una empresa inyecta dinero en la empresa. Este préstamo se devuelve a la empresa, con intereses, al accionista en las condiciones acordadas. El accionista puede exigir una garantía que puede adoptar la forma de diversos activos, como una obligación o acciones de la empresa.

Un acuerdo de distribución es un contrato entre un proveedor y un distribuidor por el que las partes acuerdan que el distribuidor puede vender (distribuir) los productos del proveedor en régimen de exclusividad (o no). Ejemplo: una cadena de ferreterías puede vender al público una gama de productos eléctricos para el jardín.

Las colaboraciones entre empresas son acuerdos realizados por empresas de común acuerdo para compartir recursos con el fin de alcanzar un objetivo mutuo.    Las asociaciones de colaboración se basan en la participación de al menos dos partes que acuerdan compartir recursos, como las finanzas, los conocimientos y las personas.