China se prepara para la tercera guerra mundial

noticias de china

La Tercera Guerra Mundial o la Tercera Guerra Mundial, a menudo abreviada como WWIII o WW3, son nombres dados a un hipotético tercer conflicto militar mundial a gran escala después de la Primera y la Segunda Guerra Mundial. El término se ha utilizado al menos desde 1941. Algunos lo aplican de forma imprecisa para referirse a conflictos limitados o de menor envergadura, como la Guerra Fría o la Guerra contra el Terror, mientras que otros asumen que dicho conflicto superaría a las anteriores guerras mundiales tanto en alcance como en impacto destructivo[1].

Debido al desarrollo y uso de armas nucleares cerca del final de la Segunda Guerra Mundial y su posterior adquisición y despliegue por parte de muchos países, el riesgo potencial de una devastación nuclear de la civilización y la vida de la Tierra es un tema común en las especulaciones sobre una Tercera Guerra Mundial. Otra gran preocupación es que la guerra biológica podría causar un número muy elevado de víctimas, ya sea de forma intencionada o inadvertida por la liberación accidental de un agente biológico, la mutación inesperada de un agente o su adaptación a otras especies tras su uso. Este tipo de acontecimientos apocalípticos a gran escala, causados por la tecnología avanzada utilizada para la destrucción, podrían hacer inhabitable la superficie de la Tierra.

china se prepara para la guerra

Taiwán propuso recientemente un gasto extra en defensa de 8.690 millones de dólares en los próximos cinco años -incluidos nuevos misiles-, al tiempo que advertía de la urgente necesidad de actualizar el armamento ante la “grave amenaza” de China.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, ha hecho de la modernización de las fuerzas armadas una prioridad, especialmente mientras Pekín intensifica su presión militar y diplomática contra la isla que reclama como territorio “sagrado” de China.

“Los comunistas chinos han seguido invirtiendo fuertemente en los presupuestos de defensa nacional, su fuerza militar ha crecido rápidamente y ha enviado con frecuencia aviones y barcos para invadir y hostigar nuestros mares y espacio aéreo”, dijo el Ministerio de Defensa de Taiwán.

“Ante las graves amenazas del enemigo, el ejército de la nación se dedica activamente a las labores de construcción y preparación militar, y es urgente obtener armas y equipos maduros y de rápida producción en masa en un corto período de tiempo”.

prepárense para la 3ª guerra mundial

El clip muestra a las tropas cayendo desde helicópteros en la ciudad falsa, mientras las bombas que explotan hacen que se eleve el humo de las calles, mientras los soldados se dirigen a la sede presidencial, informa news.com.au. Los expertos afirman que los simulacros de invasión demuestran que el EPL está “más que preparado” para afrontar un conflicto en toda regla. Si China llevara a cabo el simulacro de verdad, probablemente se produciría una sangrienta reacción en cadena, en la que Estados Unidos y sus aliados se verían obligados a defender a Taiwán.

The Diplomat informó que, a pesar de que el edificio presidencial simulado no es una réplica exacta del real en el centro de Taipei, las numerosas “similitudes son sorprendentes”. “Ambos edificios tienen una disposición de rectángulo bisecado, tienen cinco pisos de altura – con seis pisos en las esquinas – y tienen una torre central sobre la entrada principal”, añadía el informe. Además del edificio presidencial, la réplica cuenta con una estructura en forma de L enfrente que guarda muchas similitudes con el Primer Instituto Femenino de Taipei.

china guerra de taiwán

¿Por qué las grandes potencias libran grandes guerras? La respuesta convencional es una historia de retadores en ascenso y hegemonías en declive. Una potencia ascendente, que se resiente de las reglas del orden existente, gana terreno a una potencia establecida, el país que creó esas reglas. Las tensiones se multiplican y las pruebas de fuerza se suceden. El resultado es una espiral de miedo y hostilidad que conduce, casi inevitablemente, al conflicto. “El crecimiento del poder de Atenas, y la alarma que esto inspiró en Esparta, hizo inevitable la guerra”, escribió el antiguo historiador Tucídides, un tópico que ahora se invoca, hasta la saciedad, para explicar la rivalidad entre Estados Unidos y China.

La idea de la trampa de Tucídides, popularizada por el politólogo de Harvard Graham Allison, sostiene que el peligro de guerra se disparará a medida que una China en ascenso supere a una América en declive. Incluso el presidente chino, Xi Jinping, ha respaldado el concepto argumentando que Washington debe dejar espacio a Pekín. A medida que las tensiones entre Estados Unidos y China se intensifican, la creencia de que la causa fundamental de las fricciones es una inminente “transición de poder” -la sustitución de un hegemón por otro- se ha convertido en canónica.

Leer más  Periodicos ee uu