Rassokha chernobyl

buriakivka

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Liquidadores de Chernóbil” – noticias – periódicos – libros – académicos – JSTOR (enero de 2014) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Los liquidadores de Chernóbil fueron el personal civil y militar que tuvo que hacer frente a las consecuencias del desastre nuclear de Chernóbil de 1986 en la Unión Soviética en el lugar del suceso. A los liquidadores se les atribuye el mérito de haber limitado los daños inmediatos y a largo plazo de la catástrofe.

Los liquidadores supervivientes tienen derecho a importantes prestaciones sociales por su condición de veteranos. Muchos liquidadores fueron elogiados como héroes por el gobierno soviético y la prensa, mientras que algunos lucharon durante años para que se reconociera oficialmente su participación.

El término coloquial “liquidador” (ucraniano: ліквідатор, bielorruso: ліквідатар, ruso: ликвида́тор, likvidator) tiene su origen en la definición oficial soviética “участник ликвидации последствий аварии на Чернобыльской АЭС” (uchastnik likvidatsii posledstviy avarii na Chernobylʹskoy AES, literalmente “participante en la liquidación de las consecuencias del accidente de la central nuclear de Chernóbil”), que se utilizó ampliamente para describir las actividades de los liquidadores en relación con su empleo, asistencia sanitaria y jubilación. Esta frase exacta está grabada en las medallas e insignias soviéticas concedidas a los liquidadores.

cementerio de vehículos de chernóbil google maps

El PVLRO (Punto de Localización Temporal de Residuos Radiactivos) “Rassokha” es el ahora liquidado depósito de sedimentación de equipos contaminados situado en el pueblo del mismo nombre en la Zona de Exclusión.

El pueblo de Rassokha está situado a 23 kilómetros de la ciudad de Chernóbil. Durante la vida del pueblo había: una escuela de ocho años, un club, una oficina de correos, una tienda, una granja, etc. El consejo del pueblo de Rassokhi incluía los pueblos de Ilovnitsa y Bychki. Antes del accidente vivían aquí 416 personas, la evacuación del pueblo tuvo lugar el 7 de mayo de 1986.

Durante la liquidación de las consecuencias del accidente de Chernóbil, se utilizó una gran cantidad de equipos. Por supuesto, se expuso a una grave contaminación radiactiva. Tras la liquidación del accidente y la construcción del “sarcófago” con equipos infectados, había que hacer algo. Así, en la Zona de diez kilómetros se creó el vertedero de residuos radiactivos “Buryakovka”. Y en la Zona de treinta kilómetros, en el emplazamiento del antiguo aeródromo alemán, cerca del pueblo de Rassokha, se equipó un asentamiento.

rassokha equipment cemetery

On April 26, 1986, the largest nuclear disaster known to man (for the time being) occurred in the early morning hours at Chernobyl. The tragedy has been brought back into the limelight thanks to the interesting TV series produced by HBO, and as it shows, hundreds or even thousands of radioactive vehicles used in the liquidation tasks were left abandoned in the vicinity of the plant.

Hundreds of these vehicles and aircraft were abandoned in the vicinity of the Vladimir Ilyich Lenin nuclear power plant, the epicenter of the catastrophe. About 1,350 vehicles were scattered inside the exclusion zone and 25 kilometers southwest of the plant, in an area called Rassokha.

It was and is a cemetery full of radioactive iron that remained frozen waiting for a definitive solution more than three decades ago. A kind of scrapyard where all kinds of vehicles were left, many of them used in the work of extinction and control of the explosions that orchestrated the terrible event, as well as in the evacuation of the thousands of residents who lived in an area dedicated almost entirely to the plant.

Rassokha chernobyl del momento

La Zona está tan lejos de la normalidad que a veces puede hacer que lo absurdo parezca apropiado. Así fue el viaje a Buriakivka. Al acercarnos a la carretera principal, nos detuvimos para que pasara un camión de basura azul. Aunque viajaba a gran velocidad, los triángulos de advertencia radiactivos adheridos a sus lados eran evidentes. Cuando nos incorporamos a la carretera detrás de él, se podía ver la lona que cubría su carga agitándose violentamente con el viento.

Al acercarnos, la ventanilla del pasajero delantero se bajó y nuestro guía sacó el brazo agarrando su contador Geiger. Varios brazos de las ventanas traseras del autobús siguieron rápidamente su ejemplo. Los ojos se movían rápidamente entre el camión y las pantallas digitales a medida que nos acercábamos. Efectivamente, los números en pantalla aumentaron, acompañados de una cacofonía de advertencias sonoras que emanaban de los dispositivos portátiles. Sí, su carga era efectivamente radiactiva. Una vez comprobado el hecho, las ventanas se cerraron rápidamente y nos alejamos de la fuente de radiación durante el resto del viaje.

Antes de esa mañana, no sabía nada de la instalación de residuos radiactivos que íbamos a visitar. A media mañana, a pesar de una intensa presentación de 20 minutos en ucraniano a cargo de un hombre claramente apasionado y orgulloso de la instalación que dirigía, yo sólo sabía un poco. Afortunadamente, pronto lo vería con mis propios ojos.

Leer más  App pilates español