Reglas de la democracia

estado de derecho y democracia pdf

En términos sencillos, la democracia se centra en el modo en que las sociedades seleccionan a los que ostentarán el poder, mientras que el Estado de Derecho se ocupa de cómo se ejerce el poder político.    La premisa subyacente del Estado de Derecho implica que todos los ciudadanos están sujetos a la ley y deben rendir cuentas ante ella, incluidos los legisladores y los que ocupan puestos de gobierno.    En este sentido, el Estado de Derecho parece fomentar la gobernanza a través de la democracia creada por y para el pueblo, tanto como contrasta con los conceptos de dictadura, autocracia y oligarquía, en los que los que ocupan puestos de poder y gobierno llevan a cabo sus asuntos fuera y por encima del ámbito de la ley. En su sentido más estricto, el gobierno del Estado de Derecho se denomina “nomocracia”, del griego nomos (ley) y kratos (regla). Hoy en día, la democracia es la que más se aproxima a la gobernanza del Estado de Derecho.

“Los derechos humanos, el Estado de Derecho y la democracia están interrelacionados y se refuerzan mutuamente y pertenecen a los valores y principios básicos universales e indivisibles de las Naciones Unidas”.    Asamblea General de las Naciones Unidas, 2012.

12 principios de la democracia

Los ejemplos y la perspectiva de este artículo se refieren principalmente a Europa y no representan una visión mundial del tema. Puedes mejorar este artículo, debatir el tema en la página de discusión o crear un nuevo artículo, según corresponda. (Marzo de 2019) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La democracia se asocia generalmente con los esfuerzos de los antiguos griegos, que fueron considerados a su vez los fundadores de la civilización occidental por los intelectuales del siglo XVIII que intentaron aprovechar estos primeros experimentos democráticos para crear un nuevo modelo de organización política posmonárquica[2] La medida en que estos renovadores democráticos del siglo XVIII lograron convertir los ideales democráticos de los antiguos griegos en la institución política dominante de los siguientes 300 años es difícilmente discutible, aunque las justificaciones morales que a menudo emplearon puedan serlo. No obstante, la coyuntura histórica crítica catalizada por la resurrección de los ideales y las instituciones democráticas transformó fundamentalmente los siglos posteriores y ha dominado el panorama internacional desde el desmantelamiento del último vestigio de imperio tras el final de la Segunda Guerra Mundial.

importancia de los derechos en la democracia

La democracia y el Estado de Derecho en el Consejo de Derechos HumanosLa antigua Comisión de Derechos Humanos adoptó varias resoluciones históricas sobre la democracia. En 2000, la Comisión recomendó una serie de medidas legislativas, institucionales y prácticas para consolidar la democracia (resolución 2000/47). En 2002, la Comisión definió los elementos esenciales de la democracia en la resolución 2002/46. Desde su creación en 2006, el Consejo de Derechos Humanos (sucesor de la antigua Comisión de Derechos Humanos) ha adoptado una serie de resoluciones que destacan la relación interdependiente y de refuerzo mutuo entre la democracia y los derechos humanos. Algunos ejemplos recientes son la resolución

28/14, por la que se establece un foro sobre derechos humanos, democracia y Estado de Derecho, con el fin de proporcionar una plataforma para promover el diálogo y la cooperación en cuestiones relacionadas con estos ámbitos. Este foro se celebrará por primera vez en 2016.

derechos humanos y democracia

La noción de democracia ha evolucionado considerablemente con el tiempo. La forma original de democracia era la democracia directa. La forma más común de democracia hoy en día es la democracia representativa, en la que el pueblo elige a los funcionarios del gobierno para que gobiernen en su nombre, como en una democracia parlamentaria o presidencial[2].

La regla de la mayoría es la que predomina en la toma de decisiones cotidiana de las democracias,[3][4] aunque otros enfoques de la toma de decisiones, como la supermayoría y el consenso, también han formado parte de las democracias. Sirven al propósito crucial de la inclusión y la legitimidad más amplia en cuestiones delicadas -contrapesando el mayoritarismo- y, por tanto, suelen tener prioridad a nivel constitucional. En la variante común de la democracia liberal, los poderes de la mayoría se ejercen en el marco de una democracia representativa, pero la constitución limita a la mayoría y protege a la minoría, normalmente a través del disfrute por parte de todos de ciertos derechos individuales, por ejemplo, la libertad de expresión o la libertad de asociación[5][6].

Leer más  Partidos politicos y democracia