Bernini escultor biografia

Wikipedia

Gian Lorenzo Bernini El artista italiano Gian Lorenzo Bernini (1598-1680) creó casi en solitario la alta escultura barroca. Su obra arquitectónica, aunque más conservadora, lo sitúa entre los tres o cuatro principales arquitectos del siglo XVII.

Gian Lorenzo Bernini nació en Nápoles el 7 de diciembre de 1598. Su madre era napolitana. Se formó como escultor con su padre, Pietro, que venía de Florencia. Pero Bernini era romano: fue llevado a Roma de niño; permaneció allí casi toda su vida; y absorbió por completo la doble herencia romana de imperio y papado.

Poco después de que Pietro Bernini se trasladara de Nápoles a Roma, comenzó a trabajar en la escultura de la Capilla Paulina, la enorme adición a S. Maria Maggiore construida para el Papa reinante, Pablo V. Este encargo dio al anciano Bernini la oportunidad de presentar a su hijo, que era un niño prodigio, al Papa y al sobrino favorito de éste, el cardenal Scipione Borghese. El cardenal, un hombre de gran riqueza con una verdadera pasión por el arte, se convertiría en el primer mecenas importante de Bernini.

Alexander calder

Gian Lorenzo (o Gianlorenzo) Bernini (Reino Unido: /bɛərˈniːni/, US: /bərˈ-/, italiano:  [ˈdʒan loˈrɛntso berˈniːni]; italiano Giovanni Lorenzo; 7 de diciembre de 1598 – 28 de noviembre de 1680) fue un escultor y arquitecto italiano. Aunque fue una figura importante en el mundo de la arquitectura, fue sobre todo el principal escultor de su época, al que se le atribuye la creación del estilo escultórico barroco. Como ha comentado un estudioso, “lo que Shakespeare es para el teatro, Bernini puede serlo para la escultura: el primer escultor paneuropeo cuyo nombre se identifica instantáneamente con una manera y una visión particulares, y cuya influencia fue desmesuradamente poderosa…”[1] Además, fue pintor (sobre todo de pequeños lienzos al óleo) y un hombre de teatro: escribió, dirigió y actuó en obras (sobre todo sátiras de Carnaval), para las que diseñó decorados y maquinaria teatral. También realizó diseños para una gran variedad de objetos de arte decorativo, como lámparas, mesas, espejos e incluso carruajes.

Leer más  Obras de edgar degas con sus nombres

Como arquitecto y urbanista, diseñó edificios seculares, iglesias, capillas y plazas públicas, así como obras masivas que combinaban arquitectura y escultura, especialmente elaboradas fuentes públicas y monumentos funerarios y toda una serie de estructuras temporales (en estuco y madera) para funerales y fiestas. Su amplia versatilidad técnica, su ilimitada inventiva compositiva y su gran habilidad para manipular el mármol hicieron que fuera considerado un digno sucesor de Miguel Ángel, superando con creces a otros escultores de su generación. Su talento se extendió más allá de los límites de la escultura para considerar el entorno en el que se situaría; su capacidad para sintetizar la escultura, la pintura y la arquitectura en un conjunto conceptual y visual coherente ha sido calificada por el difunto historiador del arte Irving Lavin como la “unidad de las artes visuales”[2].

Arquitectura de bernini

Gian Lorenzo (o Gianlorenzo) Bernini (Reino Unido: /bɛərˈniːni/, US: /bərˈ-/, italiano:  [ˈdʒan loˈrɛntso berˈniːni]; italiano Giovanni Lorenzo; 7 de diciembre de 1598 – 28 de noviembre de 1680) fue un escultor y arquitecto italiano. Aunque fue una figura importante en el mundo de la arquitectura, fue sobre todo el principal escultor de su época, al que se le atribuye la creación del estilo escultórico barroco. Como ha comentado un estudioso, “lo que Shakespeare es para el teatro, Bernini puede serlo para la escultura: el primer escultor paneuropeo cuyo nombre se identifica instantáneamente con una manera y una visión particulares, y cuya influencia fue desmesuradamente poderosa…”[1] Además, fue pintor (sobre todo de pequeños lienzos al óleo) y un hombre de teatro: escribió, dirigió y actuó en obras (sobre todo sátiras de Carnaval), para las que diseñó decorados y maquinaria teatral. También realizó diseños para una gran variedad de objetos de arte decorativo, como lámparas, mesas, espejos e incluso carruajes.

Leer más  Cuanto duro el imperio griego

Como arquitecto y urbanista, diseñó edificios seculares, iglesias, capillas y plazas públicas, así como obras masivas que combinaban arquitectura y escultura, especialmente elaboradas fuentes públicas y monumentos funerarios y toda una serie de estructuras temporales (en estuco y madera) para funerales y fiestas. Su amplia versatilidad técnica, su ilimitada inventiva compositiva y su gran habilidad para manipular el mármol hicieron que fuera considerado un digno sucesor de Miguel Ángel, superando con creces a otros escultores de su generación. Su talento se extendió más allá de los límites de la escultura para considerar el entorno en el que se situaría; su capacidad para sintetizar la escultura, la pintura y la arquitectura en un conjunto conceptual y visual coherente ha sido calificada por el difunto historiador del arte Irving Lavin como la “unidad de las artes visuales”[2].

Esculturas de bernini

Gian Lorenzo (o Gianlorenzo) Bernini (Reino Unido: /bɛərˈniːni/, US: /bərˈ-/, italiano:  [ˈdʒan loˈrɛntso berˈniːni]; italiano Giovanni Lorenzo; 7 de diciembre de 1598 – 28 de noviembre de 1680) fue un escultor y arquitecto italiano. Aunque fue una figura importante en el mundo de la arquitectura, fue sobre todo el principal escultor de su época, al que se le atribuye la creación del estilo escultórico barroco. Como ha comentado un estudioso, “lo que Shakespeare es para el teatro, Bernini puede serlo para la escultura: el primer escultor paneuropeo cuyo nombre se identifica instantáneamente con una manera y una visión particulares, y cuya influencia fue desmesuradamente poderosa…”[1] Además, fue pintor (sobre todo de pequeños lienzos al óleo) y un hombre de teatro: escribió, dirigió y actuó en obras (sobre todo sátiras de Carnaval), para las que diseñó decorados y maquinaria teatral. También realizó diseños para una gran variedad de objetos de arte decorativo, como lámparas, mesas, espejos e incluso carruajes.

Leer más  Goya en burdeos resumen

Como arquitecto y urbanista, diseñó edificios seculares, iglesias, capillas y plazas públicas, así como obras masivas que combinaban arquitectura y escultura, especialmente elaboradas fuentes públicas y monumentos funerarios y toda una serie de estructuras temporales (en estuco y madera) para funerales y fiestas. Su amplia versatilidad técnica, su ilimitada inventiva compositiva y su gran habilidad para manipular el mármol hicieron que fuera considerado un digno sucesor de Miguel Ángel, superando con creces a otros escultores de su generación. Su talento se extendió más allá de los límites de la escultura para considerar el entorno en el que se situaría; su capacidad para sintetizar la escultura, la pintura y la arquitectura en un conjunto conceptual y visual coherente ha sido calificada por el difunto historiador del arte Irving Lavin como la “unidad de las artes visuales”[2].