Tabla de entrenamiento para ganar masa muscular y perder grasa

Plan de entrenamiento para ganar músculo y perder grasa

Querida Rachel, no tengo un gran sobrepeso ni estoy en baja forma, pero me gustaría mejorar mi estado físico. Quiero perder grasa y ganar músculo, pero no sé si puedo hacer ambas cosas a la vez. ¿Debería centrarme primero en un objetivo y luego pasar al otro? Llevo una dieta equilibrada y aparentemente he estado consumiendo calorías de mantenimiento durante un tiempo, ya que mi cuerpo y mi peso no han cambiado. En cuanto al entrenamiento, me gusta hacer ejercicio y hago un poco de pesas ligeras, clases como HIIT y Pilates, y a veces salgo a correr. ¿Qué debo hacer para empezar a ver cambios en ambas áreas al mismo tiempo?

Tener dos objetivos diferentes como el tuyo puede hacer que saber cómo entrenar y ajustar tu dieta sea confuso.Hay muchos consejos contradictorios por ahí, pero te alegrará saber que he hablado con tres expertos en la materia para averiguar la verdad.Y son buenas noticias: puedes construir músculo y quemar grasa al mismo tiempo.Esfuérzate por perder grasa, no por perder pesoLa gente suele hablar de querer

Sentadilla

A menudo se dice que construir músculo y perder grasa son mutuamente excluyentes. Para perder grasa corporal hay que comer menos y para añadir músculo hay que comer más, por lo que puede parecer francamente imposible tener estos dos objetivos. Pero es posible. Un estudio publicado en la revista Medicine and Science in Sports and Exercise informó de que los hombres sedentarios fueron capaces de aumentar su VO2 máximo (un importante marcador de la aptitud física), mientras que al mismo tiempo también aumentaron su press de banca de 1 repetición máxima y su press de piernas. ¿Quieres conseguir algo parecido? Sigue leyendo para saber cómo apretar las mangas y aflojar los vaqueros.

Leer más  Beneficios de la creatina

Alternarás entre hacer una semana de pesos pesados y bajas repeticiones, para construir músculo, y pesos bajos con altas repeticiones para quemar grasa. Esta estrategia eleva tu metabolismo al acondicionar tus músculos para que tengan tanto resistencia como fuerza. Combine estos esfuerzos con nuestro plan de alimentación inteligente, y expondrá su cuerpo a las variables que necesita para alcanzar sus objetivos aparentemente contradictorios y realizar el objetivo general: verse y sentirse lo mejor posible. El plan de entrenamiento ‘Get Muscle’ Haga este programa de bajas repeticiones y altos pesos durante las semanas uno, tres, cinco, siete y nueve. Descansa de 60 a 90 segundos entre series para asegurarte de que estás totalmente recuperado e intenta aumentar constantemente los pesos que levantas.Lunes: Pecho y abdominales

Plan de entrenamiento de 30 días para ganar músculo en casa

¿Tiene problemas para perder grasa corporal, pero parece ganarla incluso después del más mínimo error en su dieta? ¿O siente que puede comer durante días sin ganar un gramo? Podría tener algo que ver con su tipo de cuerpo actual. Pero, ¿es realmente tan sencillo?

El tipo de cuerpo, o somatotipo, se refiere a la idea de que hay tres composiciones corporales generalizadas que las personas están predeterminadas a tener. El concepto fue teorizado por el Dr. W.H. Sheldon a principios de la década de 1940, denominando a los tres somatotipos endomorfo, mesomorfo y ectomorfo.

Su teoría era que estos tipos de cuerpo influían directamente en la personalidad de una persona, y los nombres se eligieron porque creía que los rasgos predominantes de cada somatotipo estaban grabados en piedra, derivados del desarrollo preferente antes del nacimiento de las capas embrionarias endodérmicas, mesodérmicas o ectodérmicas.

Leer más  Ejercicios para recuperar masa muscular

La teoría de que la personalidad está determinada por la composición corporal ha sido totalmente abandonada por la comunidad psicológica. Además, sabemos que nadie está predeterminado irremediablemente a ser gordo, musculoso o delgado como consecuencia del desarrollo prenatal.

Construir músculo, perder grasa plan de entrenamiento femenino

Nuestros músculos tienen un valor incalculable. Son la razón por la que podemos caminar, correr, escalar y transportar cosas. Pero a medida que envejecemos, empiezan a desaparecer. Los músculos empiezan a deteriorarse cuando llegamos a los 30 años. A partir de los 40 años, perdemos una media del 8% de nuestra masa muscular cada década, y este fenómeno sigue acelerándose a un ritmo aún mayor a partir de los 60 años. Los estudios demuestran que esta pérdida de músculo acelera la aparición de enfermedades, limita la movilidad y está relacionada con la muerte prematura.

Otra consecuencia perjudicial es el impacto que tiene en los huesos. Los mismos factores que le ayudan a mantener el músculo son los que mantienen sus huesos fuertes y densos. Por eso, a medida que se pierde músculo con la edad -un proceso denominado sarcopenia-, los huesos se vuelven frágiles, un proceso conocido como osteopenia, explica el Dr. Wayne Westcott, profesor de ciencias del ejercicio en el Quincy College de Massachusetts.

“Los huesos, los músculos, los ligamentos y los tendones del sistema musculoesquelético trabajan juntos, y se fortalecen juntos o se debilitan juntos”, dijo. “Siempre que se pierde músculo se pierde automáticamente hueso: van de la mano”.