Etica policial y responsabilidades

Importancia del código ético de las fuerzas de seguridad

Las personas utilizan la ética para guiar su comportamiento en el mundo. La ética son valores acordados de lo que es “correcto” en el sentido moral y puede cambiar con el tiempo. Diferentes culturas pueden tener diferentes éticas, y un individuo puede formar su propia ética al margen de los que le rodean. La ética suele reflejar creencias internas, como ser honesto y actuar con integridad. Sin embargo, también pueden utilizarse para describir comportamientos físicos. Un ejemplo de ello es cuando se dice que alguien tiene una buena ética laboral, lo que significa que el enfoque que adopta para trabajar es bueno. La ética puede estar totalmente basada en la moral, o puede reflejar parcialmente la practicidad del comportamiento. Una buena ética del trabajo se entiende en cierto modo como que la persona es eficiente a la hora de realizar su trabajo, más que como que trabaja de forma moral. Si un individuo dedica docenas de horas a planificar eficazmente un crimen, se puede decir que tiene una buena ética laboral, lo que no significa que las acciones que ha realizado sean buenas en el sentido moral.

Código de ética de las fuerzas de seguridad de filipinas

La IACP adoptó el Código de Ética de las Fuerzas de Seguridad en la 64ª Conferencia y Exposición Anual de la IACP en octubre de 1957. El Código de Ética es un prefacio de la misión y el compromiso que los organismos encargados de hacer cumplir la ley asumen con el público al que sirven.

Leer más  Asociacion de amas de casa madrid

Como agente de la ley, mi deber fundamental es servir a la comunidad; salvaguardar las vidas y la propiedad; proteger a los inocentes contra el engaño, a los débiles contra la opresión o la intimidación y a los pacíficos contra la violencia o el desorden; y respetar los derechos constitucionales de todos a la libertad, la igualdad y la justicia.

Mantendré mi vida privada impoluta como ejemplo para todos y me comportaré de forma que no suponga un descrédito para mí o para mi agencia. Mantendré una calma valiente ante el peligro, el desprecio o el ridículo; desarrollaré la autocontención y tendré siempre presente el bienestar de los demás. Honesto de pensamiento y de hecho, tanto en mi vida personal como en la oficial, seré ejemplar en el cumplimiento de la ley y de los reglamentos de mi departamento. Todo lo que vea o escuche de carácter confidencial o que se me confíe en mi capacidad oficial se mantendrá siempre en secreto, a menos que sea necesario revelarlo en el cumplimiento de mi deber.

Departamento de policía de la ciudad de nueva york

Convencidos de que la confianza de los ciudadanos en la policía está estrechamente relacionada con su actitud y su comportamiento hacia el público, en particular con el respeto de la dignidad humana y de los derechos y libertades fundamentales de la persona, tal como están consagrados, en particular, en el Convenio Europeo de Derechos Humanos;

Considerando los principios expresados en el Código de Conducta de las Naciones Unidas para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley y la resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa sobre la Declaración sobre la Policía;

Leer más  Mujeres de bienvenidos

Teniendo en cuenta los principios y normas establecidos en los textos relacionados con los asuntos policiales – derecho penal, civil y público, así como los aspectos de derechos humanos adoptados por el Comité de Ministros, las decisiones y sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y los principios adoptados por el Comité para la Prevención de la Tortura y de las Penas o Tratos Inhumanos o Degradantes;

Considerando la necesidad de establecer principios y directrices europeos comunes para los objetivos generales, la actuación y la responsabilidad de la policía para salvaguardar la seguridad y los derechos de las personas en las sociedades democráticas regidas por el Estado de Derecho,

Código ético de las fuerzas del orden público pdf

La ética de la justicia penal (también ética policial) es el estudio académico de la ética aplicada en el ámbito de la aplicación de la ley. Normalmente, se exige un curso de ética a los candidatos a ser contratados como agentes de la ley. Estos cursos se centran en una materia que se guía principalmente por las necesidades de las instituciones sociales y los valores de la sociedad. Los cuerpos de seguridad actúan de acuerdo con las prácticas policiales establecidas y las directrices éticas coherentes con las normas de la comunidad, con el fin de mantener la confianza del público en el desempeño de sus responsabilidades[1].

La ética y la integridad de la policía son aspectos esenciales del sistema de aplicación de la ley que facilitan las prácticas eficaces de control de la delincuencia[1] Una combinación de leyes, formación y normas ayuda a los agentes de policía a mantener un comportamiento ético en el ejercicio de sus funciones. Ocupar una posición de autoridad y, al mismo tiempo, disponer de los medios para utilizar la fuerza de forma legítima, exige que los profesionales de la policía se adhieran a las normas éticas más estrictas para evitar abusos de poder controvertidos o corruptos[2].

Leer más  Seis meses de amor y felicidad