Agenda setting autores

Teoría de la fijación de la agenda

La fijación de la agenda describe la “capacidad (de los medios de comunicación) de influir en la importancia que se da a los temas de la agenda pública”[1] El estudio de la fijación de la agenda describe el modo en que los medios de comunicación intentan influir en los espectadores y establecer una jerarquía de prevalencia de las noticias[2][3] Los países con más poder político reciben una mayor exposición en los medios de comunicación. La fijación de la agenda por parte de los medios de comunicación está impulsada por el sesgo de los medios en aspectos como la política, la economía y la cultura, etc.[4] La evolución de la fijación de la agenda y los componentes del laissez-faire de la investigación en comunicación fomentaron un rápido crecimiento y expansión de estas perspectivas. La fijación de la agenda tiene fases que deben seguir un orden específico para que tenga éxito. [5]

La teoría de la fijación de la agenda fue desarrollada formalmente por el Dr. Max McCombs y el Dr. Donald Shaw en un estudio sobre las elecciones presidenciales de 1968 denominado “el estudio de Chapel Hill”. McCombs y Shaw demostraron una fuerte correlación entre el pensamiento de cien residentes de Chapel Hill sobre cuál era el tema electoral más importante y lo que los medios de comunicación locales informaban que era el tema más importante. Al comparar la relevancia de los temas en el contenido de las noticias con las percepciones del público, McCombs y Shaw determinan el grado en que los medios de comunicación influyen en el público[6]. La teoría también sugiere que los medios de comunicación ejercen una gran influencia sobre su audiencia al inculcarles lo que deberían pensar, en lugar de lo que realmente piensan. Es decir, si una noticia se cubre con frecuencia y de forma destacada, la audiencia considerará el tema como más importante.

Leer más  Cuales son los sistemas totalitarios

Ejemplos de la teoría del establecimiento de la agenda en filipinas

Ejemplo: En las campañas políticas, los medios de comunicación pueden no ser eficaces a la hora de influir en el apoyo del público a favor o en contra de un tema o candidato concreto. Sin embargo, al plantear continuamente determinadas cuestiones y temas, o simplemente al mostrar interés por un candidato o tema político concreto, los medios de comunicación pueden orientar el debate hacia los temas importantes para el candidato o incluso para el público (identificados a través de las encuestas) o alejarse de ellos.

Ejemplo:    La información de los medios de comunicación puede ser muy intensa antes de un acontecimiento como los Juegos Olímpicos, la Super Bowl o el Mundial de Fútbol, lo que hace casi imposible que la audiencia ignore el acontecimiento. Este tipo de información agresiva crea una audiencia de personas interesadas, al menos temporalmente, en el deporte, aunque antes de la información muchos (quizás la mayoría) de los miembros de la audiencia no eran aficionados al deporte. Más bien son personas que se dejan llevar por el momento.

Ejemplo:    A través del reportaje inicial, los medios de comunicación pueden presentar los hechos de una historia de tal manera que la audiencia reciba un punto de vista o un marco de referencia e interpretación particular. Los medios de comunicación pueden informar de que un candidato político tiene opiniones extremas sobre un tema, que una propuesta presupuestaria es perjudicial para un grupo concreto, que un nuevo medicamento es de dudosa seguridad, etc. Al informar así, los medios de comunicación han presentado un marco a través del cual la historia es interpretada por la audiencia. También establece la línea de base para futuros reportajes sobre el tema.

Ejemplos de fijación de la agenda de los medios de comunicación

La fijación de la agenda describe la “capacidad (de los medios de comunicación) de influir en la importancia que se da a los temas de la agenda pública”[1] El estudio de la fijación de la agenda describe el modo en que los medios de comunicación intentan influir en los espectadores y establecer una jerarquía de prevalencia de las noticias[2][3] Los países con más poder político reciben una mayor exposición en los medios de comunicación. La fijación de la agenda por parte de los medios de comunicación está impulsada por el sesgo de los medios en aspectos como la política, la economía y la cultura, etc.[4] La evolución de la fijación de la agenda y los componentes del laissez-faire de la investigación en comunicación fomentaron un rápido crecimiento y expansión de estas perspectivas. La fijación de la agenda tiene fases que deben seguir un orden específico para que tenga éxito. [5]

Leer más  Definicion de multitud

La teoría de la fijación de la agenda fue desarrollada formalmente por el Dr. Max McCombs y el Dr. Donald Shaw en un estudio sobre las elecciones presidenciales de 1968 denominado “el estudio de Chapel Hill”. McCombs y Shaw demostraron una fuerte correlación entre el pensamiento de cien residentes de Chapel Hill sobre cuál era el tema electoral más importante y lo que los medios de comunicación locales informaban que era el tema más importante. Al comparar la relevancia de los temas en el contenido de las noticias con las percepciones del público, McCombs y Shaw determinan el grado en que los medios de comunicación influyen en el público[6]. La teoría también sugiere que los medios de comunicación ejercen una gran influencia sobre su audiencia al inculcarles lo que deberían pensar, en lugar de lo que realmente piensan. Es decir, si una noticia se cubre con frecuencia y de forma destacada, la audiencia considerará el tema como más importante.

Qué es el establecimiento de la agenda en política

La influencia de los medios de comunicación afecta a la presentación de los reportajes y temas que se hacen en las noticias y que afectan a la mente del público. Las noticias se presentan de tal manera que cuando se le da más importancia y atención a una noticia en particular que a otras, la audiencia la percibe automáticamente como la noticia e información más importante. Los medios de comunicación establecen las prioridades de las noticias que van primero y luego las siguientes en función de cómo piensa la gente y de la influencia que tendrá entre la audiencia.

Leer más  De mair

La fijación de la agenda se produce a través de un proceso cognitivo conocido como “accesibilidad”. Los medios de comunicación proporcionan información que es el alimento más relevante para el pensamiento, retrata los principales temas de la sociedad y refleja las mentes de las personas.

El primer nivel suele ser utilizado por los investigadores para estudiar los usos de los medios de comunicación y sus objetivos o las influencias que los medios de comunicación crean en las personas y el pensamiento más próximo que las personas tendrán al exponerse a la información dada por la casa mediática.

En el segundo nivel, los medios de comunicación se centran en cómo debe pensar la gente sobre la naturaleza de los temas. Así, la sensacionalización de las noticias puede ocurrir para atraer el interés de la audiencia. De hecho, los medios de comunicación quieren captar la atención e implantar pensamientos en la mente de la gente sobre algunos temas serios. Por eso los medios de comunicación hacen virales ciertos temas.