Lippmann opinion publica

la opinión pública – los estudiosos…

Este artículo incluye una lista de referencias generales, pero permanece en gran medida sin verificar porque carece de suficientes citas en línea correspondientes. Por favor, ayude a mejorar este artículo introduciendo citas más precisas. (Febrero de 2008) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Opinión pública es un libro de Walter Lippmann, publicado en 1922. Es una evaluación crítica del gobierno democrático funcional, especialmente de las percepciones sociales irracionales y a menudo interesadas que influyen en el comportamiento individual e impiden una cohesión social óptima.[1] Las descripciones detalladas de las limitaciones cognitivas a las que se enfrenta la gente para comprender su entorno sociopolítico y cultural, lo que les lleva a aplicar un catálogo evolutivo de estereotipos generales a una realidad compleja, convirtieron a Opinión Pública en un texto fundamental en los campos de los estudios de los medios de comunicación, la ciencia política y la psicología social.

En la introducción se describe la incapacidad del hombre para interpretar el mundo: “El entorno real es en conjunto demasiado grande, demasiado complejo y demasiado fugaz para el conocimiento directo”[2] entre las personas y su entorno. Las personas construyen un pseudoentorno que es una imagen mental subjetiva, sesgada y necesariamente abreviada del mundo y, en cierto modo, el pseudoentorno de todos es una ficción. Las personas “viven en el mismo mundo, pero piensan y sienten en otros diferentes”[3].

lippmann (estereotipo de 1922)

La obra Opinión Pública de Walter Lippmann, publicada en 1922, es la crítica más persuasiva de la democracia que he leído nunca. Poco después de su publicación, John Dewey, el gran defensor de la democracia y el filósofo estadounidense más importante de la época, calificó el libro de Lippmann como “la acusación más eficaz de la democracia tal como se concibe actualmente”.

Lippmann plantea una pregunta directa: ¿pueden los ciudadanos alcanzar un conocimiento básico de los asuntos públicos y luego tomar decisiones razonables sobre qué hacer? Su respuesta es no, y el objetivo del libro es exponer la brecha entre lo que decimos que es la democracia y lo que sabemos sobre cómo se comportan realmente los seres humanos.

La mayoría de los teóricos de la democracia del siglo XX creían que una mayor información produciría una ciudadanía más informada, y una ciudadanía más informada haría realidad la promesa central de la democracia. Se equivocaron. Más información no conduce necesariamente a una participación cívica más ilustrada, sino que es igual de probable que conduzca a más ruido, a más partidismo y a más ignorancia (haga clic aquí y aquí y aquí para ver las investigaciones que lo respaldan). De hecho, los votantes más informados practican más el autoengaño partidista.

el público fantasma

La opinión pública es una obra clave del autor Walter Lippmann, que es un instrumento de la perspectiva actual sobre el dominio de los medios de comunicación en la democracia. ¿La fabricación del consentimiento equivale a una democracia en la forma en que se practica la democracia? ¿Tienen los medios de comunicación un control sobre la opinión pública? Son preguntas que cobran mayor importancia hoy en día con la aparición de nuevas tecnologías como Internet, y de otras más antiguas, como la televisión, que están siendo dominadas políticamente por unos medios de comunicación oportunistas. Opinión pública es una obra muy recomendable para quienes estén interesados en comprender el papel de los medios de comunicación y la opinión pública en la política y también para quienes disfruten de los escritos de Walter Lippmann.

la libertad y las noticias

Durante los debates presidenciales y la temporada electoral, se habla mucho de la “opinión pública”. Pero, ¿qué es la opinión pública? ¿Cómo nos formamos nuestras opiniones, de dónde provienen y cómo las utilizan los funcionarios del gobierno? ¿Pueden la prensa, o Internet, proporcionarnos los conocimientos que necesitamos para opinar con conocimiento de causa?

El punto principal de “La opinión pública” es demostrar el problema al que se enfrenta la democracia en su forma original “porque las imágenes dentro de la cabeza de la gente no se corresponden automáticamente con el mundo exterior” (p. 19) y sugerir un remedio basado en la inteligencia organizada y la “representación de los hechos invisibles” (p. 19) de los asuntos públicos. Walter Lippmann apoya su argumento hablando de cómo las opiniones públicas consisten en imágenes dentro de las cabezas de los hombres y por qué la imagen “tan a menudo engaña a los hombres en sus relaciones con el mundo exterior” (p. 18). Revela cómo los estereotipos afectan a las opiniones públicas y cómo estas opiniones individuales “se cristalizan en lo que se llama Opinión Pública” (p. 19). Las opiniones públicas son las imágenes que hay en la cabeza de los hombres, “las imágenes de sí mismos, de los demás, de sus necesidades, propósitos y relaciones” (p. 18). La opinión pública se compone de esas imágenes sobre las que se actúa colectivamente.

Leer más  Diferentes ideologias politicas