Representativo concepto

definición de representación política

Un representante personal suele realizar una serie de tareas cuando actúa como albacea de la herencia de una persona fallecida, entre las que se incluyen la organización de los servicios funerarios, la notificación a quienes tienen derecho a parte de los bienes de la herencia y la determinación del valor de la herencia, menos las deudas. El representante personal suele encargarse de la gestión y la seguridad de los bienes de la herencia, gestiona el pago de todas las deudas y los gastos del difunto y de la herencia, y evalúa los impuestos sobre la renta y el patrimonio. Por último, el representante personal presenta todas las declaraciones fiscales necesarias a tiempo y distribuye los bienes de la herencia de acuerdo con el testamento.

En la mayoría de los casos, el representante personal suele ser un pariente cercano o un amigo del fallecido. Dada la gran cantidad de trabajo que supone, el representante personal suele recibir una compensación de la herencia. Sin embargo, no todo el trabajo debe ser realizado por el representante personal. Por ejemplo, el representante personal suele trabajar en estrecha colaboración con abogados y profesionales de la fiscalidad. El representante personal se limita a asegurarse de que todas las tareas relacionadas con la herencia se gestionan correctamente y en el momento oportuno.

tipos de representación

ResumenLa teoría política distingue entre dos conceptos de decisiones democráticas representativas. Según el primer concepto, los representantes no deciden las cuestiones como individuos independientes, sino que se limitan a reflejar la “voluntad” de sus electores; según el segundo, las decisiones las toman los propios representantes elegidos sobre la base de sus juicios independientes sobre cuestiones políticas. En la literatura de la elección democrática, el primer concepto ha sido formalizado por Murakami, Fishburn y Pattanaik, entre otros, en términos de procedimientos de decisión en los que el representante se identifica con el patrón de preferencias que surge de la agregación de las preferencias de los votantes individuales en una circunscripción determinada. Aquí formalizamos el segundo tipo de democracia representativa y mostramos que entra en conflicto con ciertas características esenciales de una regla de decisión grupal democrática. En particular, se violan la decisividad y la monotonicidad. La violación de la monotonicidad es de especial importancia porque se ha llegado a considerar como uno de los principios fundamentales para la aceptabilidad ética de los procedimientos de decisión democráticos.Agradezco también a la Comisión de Subvenciones Universitarias de la India la ayuda financiera para llevar a cabo este estudio.

definición de representación fiduciaria

La democracia representativa, también conocida como democracia indirecta, es un tipo de democracia basada en las personas elegidas que representan a un grupo de personas, en contraste con la democracia directa.[1] Casi todas las democracias modernas de estilo occidental funcionan como algún tipo de democracia representativa; por ejemplo, el Reino Unido (una monarquía constitucional parlamentaria unitaria), la India (una república parlamentaria federal), Francia (una república semipresidencial unitaria) y Estados Unidos (una república presidencial federal).[2]

La democracia representativa puede funcionar como un elemento tanto del sistema de gobierno parlamentario como del presidencial. Suele manifestarse en una cámara baja, como la Cámara de los Comunes del Reino Unido o el Lok Sabha de la India, pero puede verse limitada por restricciones constitucionales, como una cámara alta y la revisión judicial de la legislación. Algunos teóricos políticos (como Robert Dahl, Gregory Houston e Ian Liebenberg) han descrito la democracia representativa como poliarquía[3][4] La democracia representativa pone el poder en manos de representantes elegidos por el pueblo. Los partidos políticos suelen ser fundamentales en esta forma de democracia si los sistemas electorales exigen o animan a los votantes a votar a los partidos políticos o a los candidatos asociados a ellos (en lugar de votar a los representantes individuales)[5].

¿cuáles son los 4 tipos de representación?

La representación política es la actividad de hacer que los ciudadanos estén “presentes” en los procesos de elaboración de políticas públicas cuando los actores políticos actúan en el mejor interés de los ciudadanos[1][2] Esta definición de la representación política es coherente con una amplia variedad de opiniones sobre lo que implica la representación y cuáles son los deberes de los representantes[3] Por ejemplo, representar puede implicar actuar según los deseos expresados por los ciudadanos, pero también puede implicar actuar de acuerdo con lo que los propios representantes consideran que es lo mejor para los ciudadanos[3]. [Y los representantes pueden ser vistos como individuos que han sido autorizados a actuar en nombre de otros, o pueden ser vistos alternativamente como aquellos que tendrán que rendir cuentas por aquellos a los que representan[2] La representación política puede darse a lo largo de diferentes unidades como grupos sociales y área, y hay diferentes tipos de representación como la representación sustantiva y la representación descriptiva[2].

Según el punto de vista de la rendición de cuentas, un representante es un individuo al que se le exigen responsabilidades[4] Los representantes rinden cuentas si los ciudadanos pueden juzgar si el representante está actuando en su mejor interés y sancionar al representante en consecuencia[3] Los puntos de vista descriptivo y simbólico de la representación política describen las formas en que los representantes políticos “representan” a las personas a las que representan[2] Los representantes descriptivos “representan” en la medida en que se asemejan, en sus características descriptivas (p. ej. Por otro lado, los representantes simbólicos “representan” a las personas a las que representan en la medida en que esas personas crean en ellos o los acepten como sus representantes[6]. Hanna Pitkin sostiene que estos puntos de vista sobre la representación política son inadecuados porque carecen de una explicación de cómo los representantes “actúan para” los representados y de los criterios normativos para juzgar las acciones de los representantes. Por ello, Pitkin propone una visión sustantiva de la representación. En esta visión de la representación política, la representación se define como la “actuación para”, por parte de los representantes, de los intereses de las personas a las que representan[6].

Leer más  Agenda bold ttf